Nuestra Constitución: La razón no triunfa sin la poesía

Por José Adrián Vitier

Nuestra Constitución será siempre un proyecto de Constitución hasta que sus páginas no alcancen la majestad, por ejemplo, del Manifiesto de Montecristi, texto que deberían saber especialmente de memoria los encargados de redactarla e interpretarla.

La razón no triunfa sin la poesía. Ya deberíamos estar advertidos de esto.

De esto, claro, se reirán los que crean que la poesía es lo que un puñado de ilusos se empeña en escribir en renglones cortos más o menos crípticos.

Tal vez si no fuera desconocida o despreciada, no sería sagrada la poesía.

Bebamos cada quien un sorbo del vino eucarístico de Montecristi, y cúmplase de una vez la malentendida voluntad de Shelley: sean los poetas los secretos legisladores de la historia.

 

 

José Adrián Vitier. Poeta, editor, pintor y traductor cubano.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s