El Código de las Familias: los derechos son el camino

Foto: Julio César Guanche

por Julio César Guanche

Mis hijos tenían siete años cuando me divorcié, en 2009, de su madre. La pensión que debía, por ley, enviarles era de 60 pesos en total para ambos. Ante semejante cifra, incapaz de resolver un solo problema, le pregunté a la notaria si podía consignar en el acuerdo de separación un por ciento fijo de mis ingresos, presentes y futuros, como pensión para ellos y protección legal para su madre. Me dijo que me dejara de inventos, que Cuba no era Noruega.

He escuchado esta frase repetida en los últimos meses a propósito del proyecto de Código de las Familias (CF), cuyo referendo se realizará mañana, 25 de septiembre. La frase de la notaria que me atendió durante mi divorcio y que he escuchado otras veces en el contexto de debate del CF se refiere a que éste contiene elementos de regulación muy avanzados para un país “que no está preparado para ellos”, o que necesita otras cosas “más urgentes”.

Cuba tuvo ley de divorcio civil (1869) mucho antes que Noruega. Ninguno de los contenidos del Código de las Familias son “inventos cubanos”. Cuba tiene necesidades urgentes sobre la tragedia que es la vida cotidiana —desde poder contar con electricidad algunas horas al día, hasta liberar a presos por motivos políticos, pasando por poder comprar comida y medicinas —, pero el CF es mucho más que un paso en la dirección correcta.

Seguir leyendo «El Código de las Familias: los derechos son el camino»

Conversando sobre el Código de las Familias: Arturo López-Levy, Mylai Burgos y Julio César Guanche

En las vísperas del referendo en Cuba sobre el código de familias, conversamos con los profesores y abogados Milay Burgos y Julio Cesar Guanche sobre el proceso del plebiscito y el documento puesto a votación. La profesora Burgos se graduó en derecho en la Universidad de la Habana y luego cursó estudios graduados en leyes y estudios latinoamericanos en Mexico. Es profesora en la academia de derecho en la Universidad Autónoma de la Ciudad de Mexico. El Dr. Julio Cesar Guanche es graduado de derecho en la Universidad de la Habana con doctorado en historia en FLACSO-Ecuador. 8:30 pm ET

La polémica infinita. Aureliano vs Chibás y viceversa (pdf)

Descargar La polémica infinita. Aureliano vs Chibás, y viceversa en pdf

(Se publica en La Cosa, con permiso expreso de la autora)

Por Lela Sánchez Echeverría

En la Introducción de este libro, dice su autora:

(Fragmento)

Así que estamos refiriéndonos a un hecho de carácter histórico que ocurrió hace casi cuarenta y ocho años: Todo comenzó cuando Aureliano acusó a Chibás de especular con el café, cosa que, con el tiempo, parece haberse casi olvidado, porque escasamente se encuentra una referencia a esto, y él, el Gran Acusador de la época, a cambio, lo acusó de robarse los fondos del desayuno escolar e invertirlos en un reparto residencial en Guatemala. En algún momento posterior, no ubicado por mí hasta hace poco en tiempo o publicación, la denuncia cambió hacia un imperio maderero, en Guatemala también. ¿No creen que Chibás tenía una especie de fijación con ese país centroamericano?

Para ubicar a aquellos nacidos en años posteriores, que no atendieron en clase cuando les contaron que Aureliano era un ladrón y que no tienen hábito de leer la prensa, les diré que hablamos del Gobierno de Carlos Prío Socarrás, (2do. Gobierno consecutivo del Partido Auténtico en el poder, 1948-1952), en el cual Aureliano fue Ministro de Educación y luego de Estado y Chibás, arrepentido de haber sido “Auténtico”, era el candidato a la presidencia de la República por el Partido Ortodoxo, fundado por él y por el amigo Millo Ochoa.

Todo parece indicar que este país siempre ha sentido una especial predilección por las consignas -no se trata de un fenómeno nuevo, no -y de esa época hay numerosos ejemplos, aunque el más señalado era el del Partido Ortodoxo: «Vergüenza contra dinero». Su emblema era una escoba. Su programa más conocido era el de la honestidad administrativa; como Chibás no era coherente con la extensa plataforma programática de su partido, toda su campaña electoral se basaba en acusar a los representantes del Régimen de corruptos y ladrones, sin tomar en cuenta si las acusaciones lanzadas eran veraces o no. Si los acusados no se habían apropiado del dinero destinado a la construcción de una carretera determinada (que podía ser de lo que se les acusaba a golpes de alaridos dominicales en un famoso programa radial) se habrían apropiado seguramente de alguna otra cosa, y los asaltaba el justificado temor de que si protestaban por lo que no era cierto, podría salirles a la luz pública la realidad. Por esta razón, en un buen número de casos estas acusaciones no tenían respuesta y los aludidos no se daban por enterados. Los gobiernos de Grau (en su última etapa, después que no se seleccionó a Chibás como candidato a la Presidencia por el Partido Auténtico) y de Prío, han resultado en la historia de la Cuba Republicana, no los más corruptos, pero sí los más atacados por corrupción en un clima de libertades tal, que cualquiera podía acusar hasta al Presidente de la República de cualquier cosa sin mayores preocupaciones ni temores sobre las consecuencias. Era el caldo de cultivo apropiado para permitir el desarrollo de una personalidad como la de Chibás y una campaña política como la llevada a cabo por él. (…)

Seguir leyendo «La polémica infinita. Aureliano vs Chibás y viceversa (pdf)»

¿De dónde vienen los derechos? A propósito del referendo sobre el Código de las Familias en Cuba

La Llama del ideal, de Alberto Peña (Peñita)

Por Julio César Guanche

El inicio de la colonización británica de América dio origen al término “strike”, que en idioma castellano equivale a “huelga”. Ocurrió cuando marineros europeos náufragos, en protesta, “se prometieron mutuamente no emprender ningún trabajo, ni tentativa alguna” que les impidiera formar sus propios asentamientos. De ahí también surgió el término “marronage”, o cimarronaje, en castellano.

En idioma francés, huelga es “grève”. En su sentido actual, refería a la gente de la grève (grava o arena del río). Era la gente que vivía del puerto homónimo en el que se descargaba madera, trigo, vino y heno, a las orillas del Sena, y de donde salían los trabajadores a protestar al colindante Place de l’Hôtel-de-Ville, o plaza del Ayuntamiento.

No hay un solo derecho que no tenga alguna historia similar en el origen de su nombre.

Pero no es solo cuestión de nombres. Sin los negros ex esclavizados, durante la revolución haitiana, la historia de la proscripción de la esclavitud sería otra, como también lo sería la historia de la defensa del sufragio ampliado, de los derechos a la rebelión, a la educación, al bienestar, a la propiedad y a la subsistencia, que aquellos haitianos defendieron a la par.

Sin luchas sociales, el mundo no habría tenido noticias, en las fechas que las tuvo, de la democracia, del sufragio democrático, de la consecución de libertades civiles, de la aprobación de constituciones democráticas, de los ideales de justicia social, de las definiciones ampliadas de ciudadanía y de la defensa del Estado de bienestar.

Sin luchas sociales, el mundo no habría tenido noticias de la república social, de los regímenes efectivamente parlamentarios, de los sindicatos obreros, y de los partidos políticos de masas.

Sin luchas sociales, el mundo no habría tenido noticias de las categorías de derechos humanos, civiles, sociales y políticos.

Sin luchas sociales, el mundo el mundo no tendría noticias de la descolonización.

Seguir leyendo «¿De dónde vienen los derechos? A propósito del referendo sobre el Código de las Familias en Cuba»

Yomil’s flip-flop

By Julio César Guanche

During a recent concert of the artist Yomil in Pinar del Rio, several fights broke out. At least one woman, who lost a flip-flop in the stampede, offered 300 pesos as a reward to whoever could recover it. The requested flip-flop is a «Tony» brand, a pirate version -poor, cheap, plebeian- of Tommy Hilfiger.

The avalanche of mocking memes about the flip-flop was not long in the making.

“Chancletera” (flip-flopper) has long been a derogatory term, mostly used for women. In the 19th century, «chancleta» already derogatorily identified the newborn girl, after it was known that she was female: «So and so had a chancleta.» Especially, if she was black.

Chancleteo is a variant of chancletear. Both are associated to «vulgarity», to bad manners, to shouting, to not knowing how to behave. In other words, it is mostly associated with «lower» and racialized classes.

Chancleteo is a Cuban version of «paresis», that form of discourse that, according to Michel Foucault’s historical error, would only be «the gossip of doorkeepers and maids».  To flip flop is the infamous code of etiquette of the tenement homes, when seen “out of place».

Seguir leyendo «Yomil’s flip-flop»

La chancleta de Yomil

Por Julio César Guanche

En el reciente concierto de Yomil, en Pinar del Río, hubo varias broncas. Una mujer, al menos, que perdió una chancleta en la estampida, ofreció 300 pesos de recompensa a quien se la recuperara. La chancleta reclamada es marca “Tony”, una versión pirata —pobre, barata, plebeya—, de Tommy Hilfiger.

La catarata de memes burlones sobre la chancleta no se hizo esperar.

Desde hace mucho “chancleteo” es término despreciativo, mayormente empleado para mujeres. En el XIX, “chancleta” ya identificaba despectivamente a la niña recién nacida, tras conocerse que era hembra: “Mengana tuvo una chancleta.” Mayormente, si era negra.

Chancleteo es desinencia de chancletear. Ambos están asociados a la “vulgaridad”, a la mala educación, a la gritería, al no saber estar. En otras palabras, se asocia mayoritariamente a clases “bajas” y racializadas.

Chancleteo es una versión cubana de la “parresía”, esa forma de discurso que, según error histórico de Michel Foucault, sería solo el “el chismeo de porteras y criadas”.  Chancletear es el código infamante de la etiqueta del solar, fuera de “su lugar”.

Seguir leyendo «La chancleta de Yomil»

Julio César Guanche: Conversando sobre Raúl Roa, y varios otros temas

Conversaciones Americanas, espacio conducido por el profesor Arturo López-Levy, vuelve a recibir a Julio César Guanche para conversar esta vez sobre la vida y obra de Raúl Roa, a cuarenta años de su deceso. Raúl Roa es uno de los intelectuales más importantes del periodo pre-revolucionario que después de 1959 van a jugar un papel de primera línea en la historia política de la revolución. Según López-Levy, Julio César Guanche es uno de los mas importantes autores que ha analizado su obra, incluyendo compilar muchos de sus escritos en «El Santo Derecho a la Herejía» que incluyó textos de Roa dificiles de encontrar entonces del período 1935-1959.

Republicanismo antirracista e imaginarios plebeyos en Cuba

Luciana cadahia entrevista a Julio Cèsar Guanche, en esta serie de podcasts sobre Republicanismo, que edita el Instituto de Estudios Culturales y Cambio Social.
«En este nuevo programa invitamos al historiador y jurista cubano Julio Guanche para conversar sobre los legados caribeños del republicanismo actual. Nos interesó conversar sobre los imaginarios antirracistas del republicanismo cubano de principios de siglo XX, su importancia para la revolución cubana y los desafíos que abre para la región el triunfo del pacto histórico en cabeza de una líder afrocolombiana como Francia Márquez.»

“Falleció el agresor principal, caracterizado por una conducta violenta, con múltiples antecedentes delictivos”

Foto tomada de un video de Canal Caribe

Por Julio César Guanche

Zidan Batista Álvarez es la cuarta persona negra o mestiza muerta, que se tenga noticia pública, a manos de enfrentamientos directos con la policía en los últimos tres años en Cuba. (Los otros son Yamisel Díaz Hernández, 2020; Hansel Ernesto Hernández Galiano y Diubis Laurencio Tejeda, 2021) No conozco información pública sobre los resultados de las investigaciones respectivas, allí cuando existan, pero de lo publicado se conoce que no existió tenencia, por parte de ninguno de los fallecidos, de armas de fuego.

El periódico Vanguardia, hasta esta mañana, solo reproduce la nota oficial sobre la muerte de Zidan Batista, de 17 años. La nota menciona “múltiples antecedentes delictivos”, que no es lo mismo que “antecedentes penales”, y “ una conducta violenta”, pero no consigna su nombre.

Aquí radica un patrón de las notas oficiales sobre el resto de las muertes citadas: encuadran a las víctimas como delincuentes al momento de dar noticia del fallecimiento.

La identificación de pobres, sobre todo jóvenes y negros, con “criminales”, es un hecho común en todas partes. Esa representación profundiza círculos viciosos que generan desventajas para los pobres racializados, y privilegios para los actores con poder.

Ese discurso prejuzga cuando menciona los antecedentes “delincuenciales” a la hora de comunicar una muerte, y racializa cuando la mención recae mayoritaria y selectivamente sobre sujetos negros y mestizos.

Por otra parte, el lenguaje de la nota oficial sobre Zidan Batista parece aludir a la “legítima defensa” por parte de la policía. Menciona un machete y otro instrumento cortante que puso en peligro la vida de un policía, “lesionándolo en la frente”.

Es incuestionable que el derecho a la vida protege por igual al personal policial, pero la legítima defensa propia del Derecho Penal (medio necesario o racional para repeler el ataque antijurídico), no es extensible sin más al actuar de fuerzas del orden.

Seguir leyendo «“Falleció el agresor principal, caracterizado por una conducta violenta, con múltiples antecedentes delictivos”»

La institucionalidad republicana. (Estado, nación y democracia). Entrevista con Julio A. Carreras

Detalle de portada de la revista obrera cubana Porvenir

Por Julio César Guanche

Después de 1933 la tipología del interventor, que tan bien encarnara Enoch Crowder, nada podía hacer en Cuba. La característica de protectorado del régimen de la Habana entró en una severa crisis y debió complejizar su antes simple arquitectura de poderes para abrirse a una diversidad de fuerzas sociales como no se había visto antes en la historia republicana.

Seguir leyendo «La institucionalidad republicana. (Estado, nación y democracia). Entrevista con Julio A. Carreras»