Notas migrantes al proyecto constitucional. De la repatriación migratoria a la expatriación de la nacionalidad

Le Radeau de La Méduse. (1818-1819). Théodore Géricault.

Por Ahmed Correa Álvarez

Yo te amo, ciudad,

aunque sólo escucho de ti el lejano rumor,

aunque soy en tu olvido una isla invisible,

porque resuenas y tiemblas y me olvidas,

yo te amo, ciudad.

(“Testamento del pez”)

Gastón Baquero

 

Una buena parte de los escritos que se han generado en torno al proyecto constitucional cubano, han prestado atención a lo que pueden considerarse silencios, ausencias, fantasmas que pueden encontrarse al interior de su texto. Como parte de este mismo ejercicio, quiero reparar en otro fantasma que recorre el proyecto y que no ha recibido mucha atención.

Este espectro es el de la población migrante cubana.

En los 224 artículos del proyecto, ni una sola vez aparece la palabra migrante. Ausencia de grandes dimensiones, tomando en cuenta que alrededor de 20% de la población cubana ha emigrado, y que un número aun mayor de las familias en la isla están marcadas por la experiencia migratoria.

Este silencio, sin embargo, no quiere decir que la migración no esté allí. La eliminación de la doble ciudadanía, o la convocatoria a la población migrante a brindar propuestas sobre el proyecto, son temas que no solo explicitan la migración, que conjuran su fantasma, sino que además evidencian el contenido contradictorio del tema migratorio cubano para la imaginación constituyente. Seguir leyendo “Notas migrantes al proyecto constitucional. De la repatriación migratoria a la expatriación de la nacionalidad”

Anuncios

Opiniones publicadas en el blog La Cosa sobre el Proyecto de Constitución de la República de Cuba. (Un resumen)

Foto: Geandy Pavón. 2015

 

Descargue aquí este texto en pdf

Todos los textos trabajados por María Antonia Cabrera Arús están disponibles aquí:

Por María A. Cabrera Arús

En este documento es una compilación de (casi) todos los cambios, ajustes, ampliaciones o eliminaciones propuestas al Proyecto de Constitución de la República de Cuba que desde el mes de agosto de 2018 el gobierno cubano ha puesto en circulación, formuladas por académicos e intelectuales cubanos en el blog La cosa, que mantiene el académico Julio César Guanche. Quiero con ello documentar las particularidades de un debate caracterizado por la diversidad demográfica, generacional, geográfica, profesional e ideológica, para que los estudiosos e historiadores del constitucionalismo cubano y, sobre todo, los funcionarios del gobierno de la isla que actualmente se ocupan en la reforma constitucional cuenten con un resumen de los aportes críticos de un grupo de actores de y pensadores sobre la sociedad cubana.

He incluido solamente los cambios puntuales que han sido propuestos, ignorando los debates generales de carácter jurídico, político, social, económico, cultural e, incluso, identitario que en muchos casos han acompañado las posturas compiladas. También he ignorado la racionalidad o justificación de cada una de las propuestas aquí recogidas. En ciertos casos, dicha explicación huelga, mas en otros habrá que remitirse al citado blog. He reunido así las correcciones, adiciones y sustracciones al Proyecto de Constitución sugeridas por: Aurelio Alonso Tejada, Rodolfo Alpízar, Mauricio Álvarez Arce, Luis Emilio Aybar Toledo, María del Carmen Barcia Zequeira, Mylai Burgos Matamoros, María A. Cabrera Arús, Zaida Capote, Edilberto Carmona Tamayo, Emilio Cueto, Danelia Cutíe Mustelier, Ovidio D´Angelo Hernández, Ariel Dacal Díaz, Ernesto Daranas, Jorge Domínguez, Julio Antonio Fernández Estrada, Oscar Figueredo Reinaldo, Víctor Fowler, Ramón García Guerra, Gladys Marel García Pérez, Manuel García Verdecia, Pedro de Jesús López Acosta, Ricardo Jorge Machado, Abelardo G. Mena Chicuri, Marta Moreno Cruz, Jorge Núñez Jover, Lissette Pérez Hernández, Marien Piorno Garcell, Ricardo Riverón Rojas, Dayron Roque Lazo, Germán Sánchez Otero, Luis Carlos Silva Aycaguer, Ricardo Torres, Ailynn Torres Santana, Roberto Veiga González, Antón Vélez Bichkov, y Oscar Zanetti Lecuona.

Las propuestas anotadas resumen los comentarios de estos autores, publicados en el blog La cosa durante el período que el gobierno cubano dispuso para el debate del texto constitucional. En muchos casos, para simplificar la lectura y comprensión de las reformas propuestas, he modificado la redacción original. En otros, traduje algunas ideas generales de aplicación particular, o las incorporé a propuestas existentes. Como ya dije, he decidido ignorar muchas ideas y opiniones generales que, sin embargo, pueden consultarse en La cosa. Los nombres antes enumerados corresponden solamente a aquellos autores cuyas propuestas han sido plasmadas, de manera particular y específica, en el texto que he compilado, pero el debate publicado en La cosa, así como en otros sitios digitales tales como Cuba posibleOnCubaDiario de Cuba y Posdata, entre otros, y en la página de Facebook habilitada a tal efecto, trasciende las ideas recogidas aquí. Sépase, asimismo, que el debate constitucional cubano antecede el marco temporal dispuesto por el gobierno de la isla (limitado a los últimos poco más de dos meses) y las publicaciones digitales descritas —abarcando un sinnúmero de propuestas entre las que se encuentran el texto El cambio constitucional en Cuba, compilado el año pasado por Rafael Rojas, Velia Cecilia Bobes y Armando Chaguaceda, y el propio debate publicado por la revista Cuban Studies que, en parte, La cosa reproduce. Seguir leyendo “Opiniones publicadas en el blog La Cosa sobre el Proyecto de Constitución de la República de Cuba. (Un resumen)”

Si “el poder del pueblo, ese sí es poder”, ¿cuál es el problema?

Foto: Geandy Pavón. 2015

 

Por Randol Pérez Salas. (Infografías del autor)

Y a punto de concluir el debate popular sobre el Proyecto de Constitución, me gustaría compartir algunas ideas sobre la estructura del Estado, sus entidades político-administrativas y la necesidad de introducir cambios en el modelo de representación popular.  

SOBRE LA ESTRUCTURA DEL ESTADO

No considero que otorgar autonomía a las ramas ejecutiva, legislativa y judicial de un Estado contradiga el principio de unidad de poder. Para un país subdesarrollado que busca construir el socialismo, deslindar funciones, dentro de un marco lógico de solidaridad, no significa entregar el poder; al contrario, es reforzar el único poder verdadero, el del pueblo. 

El actual Proyecto de Constitución establece en su ART.10 que “(…) la soberanía reside intransferiblemente en el pueblo, del cual dimana todo el poder del Estado”, y “(…) la ejerce directamente o por medio de las Asambleas del Poder Popular y demás órganos del Estado que de ellas se derivan (…)”. Si esto se cumple a cabalidad, las Asambleas del Poder Popular no solo ocuparían el primer eslabón en la cadena de mando – en tanto determinarían qué políticas se seguirían, cuáles deberían esperar y cuáles desecharse –, sino que también a ellas correspondería elegir a las máximas autoridades estatales y gubernamentales.

Soy consciente de que muchos prefieren elegir directamente a las autoridades del Estado y del Gobierno. No comparto ese entusiasmo. Me indigna la posibilidad de que un oportunista manipule al pueblo y me asustan las consecuencias de esos engaños. Además, el voto directo otorga una legitimidad demasiado grande, difícil de manejar por los menos virtuosos. ¿Qué pasaría si alguien electo por la “mayoría del pueblo” un día “mete la pata” y daña a ese mismo pueblo? Bien podría esgrimir esa “arma” para no abandonar el poder; al menos no con la premura que exigiría una situación determinada. Habría que esperar hasta las próximas elecciones o acudir a sinuosos procesos revocatorios mientras el “indeseado” sigue haciendo de las suyas.   Seguir leyendo “Si “el poder del pueblo, ese sí es poder”, ¿cuál es el problema?”

La nueva Constitución y el desafío crucial de Díaz-Canel: reconectar la ciencia con el gobierno. (III)

Foto: Fernando Medina (Cortesía para La Cosa)

Primera parte

Segunda parte

Por Ricardo J. Machado

Un muro de lamentaciones para precisar ideas

Debo aprovechar la oportunidad al redactar esta parte del texto para reconocer al menos tres gazapos en que incurrí al redactar la primera. Cuando mencioné los discursos de Obama, me refería a los de la campaña de 2008, no la de 2018.

El segundo, de más bulto, fue un calificativo excesivo e irrespetuoso que utilicéal referirme a los decretos 305 y 306 sobre las cooperativas no agropecuarias. Sin intentar justificarme me explico. Uno: estoy terminando una investigación sobre 18 CNA y los datos que he encontrado son en extremo preocupantes. Dos: leí el informe que hizo la Contraloría General de la República en marzo de 2017 sobre una par de decenas de estas cooperativas. Entre las 33 observaciones a su funcionamiento, se encuentran un grupo donde los inspectores hacen severas críticas a la actitud de algunos órganos de la administración central de Estado con relación a su responsabilidad ante aquellas. Este documento confirmó mis inquietudes.  Tres: leí el discurso del general de ejército Raúl Castro del 15 de julio de ese año en el que al referirse al tema de las CNA dijo: “el deseo de hacer cosas con rapidez sin una preparación correcta en primer lugar de los que tienen que aplicar las medidas conduce a estos errores y después criticamos a los que no debemos criticar”. Seguir leyendo “La nueva Constitución y el desafío crucial de Díaz-Canel: reconectar la ciencia con el gobierno. (III)”

Nuestra Constitución: La razón no triunfa sin la poesía

Por José Adrián Vitier

Nuestra Constitución será siempre un proyecto de Constitución hasta que sus páginas no alcancen la majestad, por ejemplo, del Manifiesto de Montecristi, texto que deberían saber especialmente de memoria los encargados de redactarla e interpretarla.

La razón no triunfa sin la poesía. Ya deberíamos estar advertidos de esto.

De esto, claro, se reirán los que crean que la poesía es lo que un puñado de ilusos se empeña en escribir en renglones cortos más o menos crípticos.

Tal vez si no fuera desconocida o despreciada, no sería sagrada la poesía.

Bebamos cada quien un sorbo del vino eucarístico de Montecristi, y cúmplase de una vez la malentendida voluntad de Shelley: sean los poetas los secretos legisladores de la historia.

 

 

José Adrián Vitier. Poeta, editor, pintor y traductor cubano.

Aurelio Alonso Tejada: Mis propuestas para la nueva Constitución

Por Aurelio Alonso Tejada

 

El texto que sigue es mi propuesta en su versión más acabada. Elaboré una versión de mi primera lectura del proyecto para la reunión de la Casa de las Américas el 3 de octubre, y allí la expuse y la entregué. Continué lecturas y seguí debates televisados, que me dieron elementos para mejorar la primera con vistas a la reunión del 16 de octubre en mi circunscripción, y allí la expuse de nuevo y la entregué. Pero esta convocatoria ha propiciado tanto análisis y el proyecto merece tanta relectura, que seguí trabajando mi propuesta. Debo decir que, en lo esencial creo no haber variado los criterios que me motivaron en la primera redacción, pero sentí la necesidad de una elaboración más cuidadosa, más pensada y mejor argumentada, por lo que decidí beneficiarse del margen dado por la Asamblea Nacional para recibir propuestas y consideraciones hasta el15 de noviembre.

No ignoro que me salgo con ello del esquema acordado para este levantamiento magnífico de opiniones que se ha logrado. Pero al amparo de la proclama de que no quede criterio por llevar a la consideración de quienes tienen la potestad de analizar e incorporar o desechar propuestas, decidí continuar este documento hasta tener la versión actual y buscar un camino para que llegue ante los ojos de alguno(s) de los diputados que tienen en sus manos tan trascendental tarea. Seguir leyendo “Aurelio Alonso Tejada: Mis propuestas para la nueva Constitución”

Raúl Garcés, Andry Matilla y Rafael Hernández sobre la estructura estatal en el Anteproyecto Constitucional

 

Programa Pensándolo bien, de la Televisión cubana, dedicado al análisis de la estructura del Estado, en el Anteproyecto Constitucional .

Los invitados son el Dr. Andry Matilla, profesor Titular de la Facultad de Derecho de la Universidad de La Habana, y el Dr. Rafael Hernández, politólogo y director de la Revista Temas.

Pensándolo bien es conducido por el periodista, decano y profesor de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana, Raúl Garcés Corra.

Gladys Marel García, sobre la UNEAC y el debate constitucional

 

La Habana, 5 de noviembre del 2018

Como portadora ideológica de la Nación Soberana, la construcción del 
socialismo cubano y del enfrentamiento a la nueva tendencia del
anexionismo, me identifico con el pronunciamiento en contra de la
política de bloqueo, impuesta por el gobierno de los Estados Unidos de
América contra nuestro pueblo. Cuba derrotó de nuevo a los gobiernos
estadounidense y de Israel. Y alcanzó con el respaldo de 189 naciones
un nuevo triunfo en la Asamblea General de la ONU.

En solidaridad con el IX Congreso, represento  en la vice presidencia
a nuestra Asociación de Escritores y a la Sección de literatura
histórico social de la UNEAC. Pertenezco al   grupo de trabajo sobre
patrimonio documental y memoria histórica.

(Estoy) Plenamente Identificada con la consulta popular que ha venido
discutiendo el Proyecto de Constitución, (aunque esté) inconclusa con los
intelectuales de la UNEAC.

Con mi prestigio y autoridad no renuncio en el momento histórico que
vivimos, tal como dice el Pronunciamiento de la UNEAC, al derecho de
mantener el debate en el campo de las ideas, por complejo que éste
pueda   ser.

Gladys Marel Garcia Perez

Especialista en Historia de la Revolución Cubana

La nueva constitución y el desafío crucial de Díaz-Canel: reconectar la ciencia con el gobierno. (II )

Foto: Kerstin Hernández (Cortesía para La Cosa)

Primera parte de este texto

Por Ricardo J. Machado

El precio de la desobedencia y la jaula invisible

Dirigir un país en el mundo de hoy se hace cada día una tarea más dura. Si los premios Guinnes convocaran en ese campo, Cuba podría competir con amplias posibilidades de éxito. No con el Son más largo del mundo, sino con el stress gubernamental y social más prolongado de la época. A decir verdad nosotros mismos nos lo buscamos, podemos decir los cubanos con cierto orgullo.

En 1959 esta pequeña isla envió un poderoso mensaje global de desobediencia a los poderes planetarios instaurados hacía más de un siglo en su zona norte. Hicimos que a ellos les fuera más difícil “gobernar” y mantener su prosperidad en gran medida a costa de los países ubicados en la zona sur. Con todo y nuestros errores no solo comenzamos sino que hemos obtenido cierto éxito generando un esfuerzo sostenido – quizás más que cualquier otro país- por globalizar esa desobediencia. Y eso tiene un precio y lo estaremos pagando mientras exista el imperio. Según los futurólogos chinos este puede durar unos 100 años más, si es que el grupo de rufianes sicópatas que se ha apoderado del gobierno estadounidense no revienta el planeta antes. Seguir leyendo “La nueva constitución y el desafío crucial de Díaz-Canel: reconectar la ciencia con el gobierno. (II )”

Ernesto Daranas: Sobre el Proyecto de Constitución

Obra: Eduardo Ponjuán

Por Ernesto Daranas

Algunas cuestiones de partida

Parte del sistema legal cubano se ha centrado en ofrecer respuestas coyunturales a los problemas derivados del propio diseño nacional. En consecuencia, más que un estructurado cuerpo de leyes, se cuenta con un apreciable grupo de disposiciones transitorias, de carácter regulatorio y a veces disonantes con la propia Constitución vigente. El Proyecto presentado no escapa del todo a esa tradición, y su diálogo con la Gaceta Oficial número 35 (10 de julio de 2018), resulta inevitable, en tanto coinciden en el tiempo y comulgan en algunas intenciones.

La referida Gaceta (que incluye el polémico Decreto 349) regulariza y limita el ya estrecho marco de acción de los emprendedores cubanos, haciendo explícita la visión del legislador sobre una de las zonas más comentadas del Proyecto: el reconocimiento de la propiedad privada y la puerta que esto abre hacia una economía mixta. Nuevamente, la legalidad cubana sale a la caza de una realidad que se le adelanta, esta vez parcialmente propiciada por las propias reformas de la última década que, junto a un grupo de medidas largamente esperadas, han incrementado el costo de la vida, los niveles de pobreza y las diferencias sociales. Seguir leyendo “Ernesto Daranas: Sobre el Proyecto de Constitución”